idioma:

Transformar la uva en vino necesita de pasión, constancia y mucha creatividad. Creatividad para llegar a los paladares más exigentes con un sabor diferente. Creatividad para hacer que este vino destaque sobre toda la gama, por su sabor, por su personalidad, por su inspiración. Arte plasmado en cada una de sus etiquetas inspiradas en la obra sobre barricas de 18 artistas valencianos. Un vino único, 18 visiones, 18 matices. Una auténtica obra de arte.

Lo disfrutarás en los mejores restaurantes y tiendas especializadas.

Añada 2008, con diseños de: Uiso Alemany, Cuqui Guillén, Cari Roig, Javier Chapa, José Morea y José Sanleón.

Descúbrelos!